VIOLENCIA DE GÉNERO Y PATRIA POTESTAD

El hombre que atente o intente atentar contra la vida de su pareja perderá de forma automática la patria potestad. El Tribunal Supremo aplica por primera vez la reforma del Código Penal a un padre que intentó asesinar a la madre de su hija de tres años.

Repulsa legal pero también moral y social. Este es el motivo que causa a nuestro alto Tribunal el comportamiento de un padre de familia que intenta asesinar a su pareja en presencia de su propia hija. En una Sentencia en la que se aplica por primera vez la reforma del Código Penal y que viabiliza tal posibilidad.

Sus Señorías avalan que se prive de la patria potestad por la vía penal (hasta ahora sólo se podría hacer por lo civil) al progenitor que cometa un delito de violencia de género castigado con más de diez o más años de prisión. El progenitor perderá así la patria potestad “ipso facto” en la propia sentencia en la que se le condene por los actos realizados, lo que evitará procedimientos paralelos y retrasos que puedan causar perjuicios irreparables.

“Repugna legal y moralmente mantener al padre de familia en la titularidad de unas funciones respecto a las que se ha mostrado indigno, pues resulta difícil imaginar un más grave incumplimiento de los deberes inherentes a la patria potestad que el menor presencie el grave intento de su padre de matar a su madre”.

Desde Ayuda Letrada podemos ampliar esta información y asesorarte en relación a este tipo de delitos. Es cruel hablar de estos asuntos, pero por desgracia están a la orden del día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *