SOBRE LAS SILLAS DE COCHE Y SU SEGURIDAD

¿Van seguros nuestros hijos en sus sillas del coche?, esa es una pregunta que nos hacemos los padres cuando los llevamos en nuestro vehículo.

La seguridad de los más pequeños al viajar en coche es siempre tema de actualidad, y la nueva normativa para las sillas infantiles en el coche responde a la continua necesidad de plasmar, de la forma más rápida y eficaz, las evidencias científicas sobre los lugares y las formas que son más seguras para que los menores sufran menos lesiones y de menor gravedad en un supuesto accidente de tráfico.

El Real Decreto de 1 de octubre de 2015 modifica el artículo 117 del Reglamento General de Circulación, regulando lo relativo al uso obligatorio de cinturones de seguridad y dispositivos de retención para niños en los vehículos. Su novedad principal es que, de forma definitiva, los asientos delanteros de los coches quedan vetados para los menores que midan menos de 135 centímetros, ya que los recientes estudios y experimentos coinciden en señalar que es el lugar del coche menos seguro para que viajen los niños, siendo potencialmente más peligroso, aunque se instale el Sistema de Retención Infantil (SRI) que corresponda.

La norma marca tres circunstancias puntuales en las cuales los menores sí podrían viajar en el asiento delantero, aunque en ningún caso es el lugar recomendado para los pequeños. Las excepciones son:

– Coches biplaza. Si no existen más plazas que la delantera, el menor con su Sistema de Retención Infantil pertinente podría viajar en este único asiento, al no existir otra posibilidad.

– Siempre que todas las plazas traseras que existan en el vehículo ya estén ocupadas por otros niños menores que midan menos de 135 centímetros. En ese caso, el niño de mayor edad, peso y estatura podría viajar en el asiento delantero ante la imposibilidad de llevarle en otro espacio, ya que todas las plazas traseras están ya ocupadas por otros menores.

– Si en la parte trasera ya se han instalado todas las sillas de coche o Sistemas de Retención Infantil que permite el habitáculo, podría instalarse un niño con su SRI correspondiente en el asiento del copiloto, pero siempre que sea totalmente imposible instalar todas las sillitas necesarias en la parte posterior del vehículo.

La segunda novedad es sobre la forma de colocar las sillas de coche o Sistemas de Retención Infantil (SRI). En el mercado existen varios sistemas homologados y por lo tanto, válidos y seguros para colocar las sillitas de coche y anclarlas al vehículo.

La norma reconoce esta realidad variada y múltiple, y establece la obligación de colocar la sillita de la forma –según el sentido de la marcha o al contrario- que el fabricante recomiende, ya que entiende que esta forma recomendada será siempre la más segura y efectiva de acuerdo con las características de las sillas.

La Dirección General de Tráfico (DGT) insiste en señalar su gran preocupación por la seguridad de los menores en sus desplazamientos y recuerda que el uso de los sistemas de retención infantil (SRI) reduce en un 75 por ciento las muertes y en un 90 por ciento las lesiones de los niños. Por ello anuncia la puesta en marcha de nuevas y continuas campañas de concienciación y divulgativas en medios de comunicación y redes sociales, además de campañas específicas de control del uso de los Sistemas de Retención Infantil y el cinturón de seguridad.

Desde Ayuda Letrada os recomendamos que siempre cumpláis las normas de circulación y nos consultéis en el caso de alguna sanción de tráfico, pues casi siempre existe la posibilidad de recurrir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *