SOBRE LA DIGITALIZACIÓN DE LA JUSTICIA

Nos encontramos ante una época de cambios que pueden ser satisfactorios para la ciudadanía que acude, cada vez más, a los Tribunales de Justicia. Cambios que afectan a los ciudadanos pero, sobre todo a los profesionales que se dedican al mundo del Derecho.

Y es que recientemente el mismísimo Ministro de Justicia, Rafael Catalá decía que “el funcionamiento de la Justicia será digital o no será”. El significado de esta frase es claro, conciso y breve: A la Administración de Justicia le queda sólo un camino y es el de la modernización y adaptación a los tiempos en los que vivimos.

Y en aras de esa modernización, a partir del 1 de enero de 2016 los profesionales de la Justicia deberán realizar todas sus comunicaciones de forma telemática (si los programas de las comunidades autónomas se han adaptado al del Ministerio), no significando con ello un final al  actual procedimiento, sino, un primer paso para que el papel desaparezca y se agilicen los procesos. (Y es que es impresionante el volumen de pliegos de papel que se amontonan en las estanterías de los juzgados).

La modernización de la Administración de Justica es una deuda heredada desde hace mucho tiempo, ahora es una obligación y que supone un procedimiento irreversible  para el bien de la Sociedad.

Entre los avances para la Reforma de la Administración de Justicia se encuentran las siguientes:

– Subastas Judiciales Electrónicas. (Facilidad de participar cualquier ciudadano).

– La inscripción en el Registro civil de nacimientos y defunciones desde el mismo centro sanitario, sin tener que desplazarse. A partir de ese mismo jueves 15 de octubre de 2015.

– Desde ese mismo día se podrán solicitar expedientes de nacionalidad , de forma telemática, lo cual agilizarán los trámites de forma presencial

Respecto a todas estas medidas, desde Ayuda Letrada nos ponemos a su disposición para realizar todos los trámites antes mencionados, porque aunque parezca fácil, habrá que obtener una firma , una identificación, una presencia personal etc…, y es que no es oro todo lo que reluce…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *