EL REINTEGRO DE LOS ALIMENTOS DE HIJOS A PADRES

Hoy queremos hacer un breve análisis de la Sentencia 154/2017, de 7 de marzo, dictada por la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo.

Pero, ¿qué establece la Sentencia? Esta Sentencia resuelve el caso común con el que casi todas las familias se han encontrado, que es el de la prestación de alimentos a nuestros ascendientes ya mayores. Dicho de otro modo, la obligación de prestar alimentos (alimentos en término jurídico: aquellos medios indispensables para que una persona pueda satisfacer las necesidades básicas) que tienen los hijos para con sus padres. La Sentencia analiza el caso en el cual uno de los hijos ha soportado todos los gastos derivados de la estancia de su madre en una residencia y decide reclamar judicialmente el pago de la mitad de esos gastos a su hermano, por entender que deben responder los dos por igual por el mantenimiento de su madre en esa residencia.

A priori lo lógico es que, efectivamente, los dos hermanos respondan por igual y por tanto, el hermano que no ha soportado gasto de ningún tipo haga frente a la mitad de los gastos, es decir, el hermano reclamante llevaría la razón. Así lo consideraron el Juzgado de Primera Instancia y la Audiencia Provincial en la posterior apelación.

Sin embargo, dicho asunto llega al Tribunal Supremo en recurso de casación y este falla diciendo que los gastos ocasionados por el auxilio económico a su madre fueron por cuenta propia y voluntarios y, de esta manera, el otro hermano no debe de reintegrarle la mitad. Esto es así puesto que, según nos dice el Supremo, la deuda contraída era propia, como es la de prestar alimentos a su madre, en la forma que mejor le convenía, en este caso mediante el ingreso de su madre en una residencia, faltando el elemento fundamental de que la deuda hubiese sido satisfecha por ser de la madre, caso que no era.

Recapitulando, nos dice el Tribunal Supremo que lo que se le da a los padres se hace porque uno lo ha decidido así y que por tanto, no se le puede reclamar la mitad al hermano que no lo ha hecho.

No obstante, desde Ayuda Letrada animamos a que todas las decisiones respecto del cuidado de los padres sean consensuadas entre todos los miembros de la familia; y recomendamos acudir a nuestros abogados expertos en Derecho de Familia para solventar cualquier duda, porque estamos para ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *