REGALOS DE BODA, ¿PRIVATIVOS O GANANCIALES?

Ahora que nos encontramos en época de bodas, son varios los clientes y amigos que nos han planteado preguntas sobre la ganancialidad o no de los regalos de boda. Y es que esta puede ser una cuestión muy importante en el caso de una futura ruptura, aunque no sea el momento de pensar en eso, o incluso llegado el momento de liquidar la sociedad de gananciales, si se ha optado por esta, para cambiar el régimen económico matrimonial.

No obstante, en pura esencia hemos de indicar que si el regalo se ha hecho antes del matrimonio este no podría ser considerado ganancial, sino perteneciente a los dos en “pro-indiviso”, ya que el regalo se hizo antes de celebrarse el matrimonio.

Pero por regla general hemos de decir que los regalos realizados a una pareja con ocasión de su boda tendrán la consideración de gananciales, salvo que se pudiera probar que el regalo fue realizado de forma exclusiva a uno de los cónyuges, para su propio uso y disfrute o posesión en exclusiva.

Por lo tanto, si vais a hacer un regalo de boda (o a recibirlo) y queréis que sea para uno de los contrayentes en exclusiva, esto se deberá especificar documentalmente, para evitar problemas futuros. Desde Ayuda Letrada os brindamos nuestro asesoramiento para aclararos cualquier duda y ¡vivan los novios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *