MULTAS DURANTE LA JORNADA LABORAL, ¿QUIÉN RESPONDE?

Recibir una multa de tráfico puede convertirse en uno de los mayores pesares que un particular o empresa puede recibir ya que, en muchas ocasiones, pueden ser de elevadas cuantías, suponiendo esto un fuerte agravio en la economía doméstica o profesional.

Pero, ¿qué ocurre cuando somos multados desempeñando nuestro trabajo?, ¿quién responde?; en primer lugar, para responder a estas cuestiones es necesario saber a quién pertenece el vehículo.

Si el conductor es también el propietario del vehículo este responderá de todas las multas relativas tanto a la conducción como al mantenimiento, impuestos y demás variables que el vehículo deba soportar. No obstante, si la propietaria es la empresa para la que trabajamos la cosa varía.

De esta forma, si la multa es ocasionada por una negligencia en la conducción (exceso de velocidad, saltarse semáforos, ceda el paso, etc.) por lo general la multa llega a la empresa titular del vehículo (a no ser que esta sea interpuesta por agentes en el mismo acto, en ese caso llegará al conductor directamente) y su representante legal identificará al conductor para que sea él quien asuma el pago de la multa, a no ser que exista un pacto previo entre el trabajador y el empresario.

Por el contrario, si la multa es debida a la falta de requisitos del vehículo para su conducción (mantenimiento del vehículo, carga adecuada, pago de impuestos, etc.), la responsabilidad de hacer frente a esta sanción recae sobre la empresa. En este sentido se manifiesta el art. 82.f), del Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre tráfico, Circulación de vehículos a Motor y Seguridad Vial.

En Ayuda Letrada somos conscientes del grave perjuicio que ocasiona, tanto a particulares como a PYMES, el hecho de tener que hacer frente a este tipo de sanciones, por ello nos ponemos a vuestra disposición para intentar solucionar los posibles problemas que se puedan tener en este aspecto, siempre recordando que un buen asesoramiento previo evita problemas futuros. Porque en Ayuda Letrada, estamos para ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *