LAS CLÁUSULAS LIMITATIVAS EN LOS CONTRATOS DE SEGURO

Las cláusulas limitativas de los derechos de los asegurados se encuentran reguladas en el actual artículo 3 de la Ley de Contrato de Seguro, y son aquellas que restringen o modifican los derechos de los asegurados a la indemnización una vez que se ha producido el siniestro. Estas cláusulas están sometidas a un régimen especial para dotar a los asegurados de una mayor protección.

El mencionado artículo 3 de la Ley de Contrato de Seguro determina que las condiciones generales y particulares del contrato de seguro ”se redactarán de forma clara y precisa. Se destacarán de modo especial las cláusulas limitativas de los derechos de los asegurados, que deberán ser específicamente aceptadas por escrito”.

Es decir, al referirse a destacar de modo especial, se exige que la constancia gráfica en la póliza debe hacerse de modo que se resalten dichas cláusulas limitativas sobre la forma común de redactar la póliza, bien porque se emplea una tipografía especial que llame la atención, bien porque se recojan en apartados especiales que las destaquen sobre la expresión general de la póliza. Otro requisito de las cláusulas limitativas es que deberán ser específicamente aceptadas por escrito por el tomador, bien en la propia póliza en que se contienen las condiciones particulares y generales, bien en otro documento. En ambos casos, el tomador no sólo ha de firmar o suscribir la póliza, sino que también deberá constar una mención expresa a dichas limitaciones, indicando que reconoce haber leído y acepta expresamente con su firma las cláusulas limitativas de sus derechos contenidas en el contrato que suscribe.

Pero además de lo estipulado en el citado artículo, todas las cláusulas  del contrato deberán estar redactadas de forma clara y precisa, cumpliéndose la normativa relativa a los derechos de los consumidores, que indica que en caso de duda sobre el sentido de una cláusula habrá de prevalecer la interpretación más favorable para el consumidor.

Se trata de una cuestión compleja que, aunque resuelta por la jurisprudencia, sigue generando problemas a la hora de interpretar los contratos de seguro. Desde Ayuda Letrada contamos con un pack específico en esta materia que ponemos a disposición de todos nuestros Clientes y amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *