LA PROTECCIÓN DE DATOS, UNA OBLIGACIÓN

Todo negocio, empresa, autónomo o, incluso, comunidad de propietarios, está sometido a la Ley Orgánica de Protección de Datos de carácter Personal, más conocida como LOPD, por lo que ha de adaptarse a la misma y someterse a las auditorías bianuales que en esta se establecen.

Dar cumplimiento a lo establecido en la LOPD y demás normativa en esta materia, no solo es una garantía para los clientes, y demás personas en general, sino también lo es para la propia empresa, pues se garantiza la seguridad en el manejo de la información de terceras personas.

Por dato de carácter personal se considera cualquier información referida a personas físicas (no jurídicas) identificadas o identificables por esos datos, entre otros, nombre y apellidos, dirección, teléfono, NIF, número de la Seguridad Social, pero también lo son las imágenes, datos bancarios, datos de salud, nacionalidad…

Estos datos se engloban en ficheros, que pueden ser automatizados, en soporte informático, no automatizados, en papel u otro soporte físico o mixtos, que engloben ficheros de ambos tipos; y se les ha de aplicar una protección conforme a las características de los mismos, de nivel básico, medio o alto. La legislación vigente distingue entre el responsable del fichero y el encargado del tratamiento, figura que en la mayoría de los casos es coincidente.

El tratamiento de datos de carácter personal requiere, en general,  el consentimiento del afectado, pudiéndose proceder a la revocación de este consentimiento. Además existen una serie de datos de especial protección, nivel alto, son los referidos a datos de salud, ideología, afiliación sindical, religión, creencias, origen racial o vida sexual.

Aquellas personas que mantengan relación con datos de carácter personal en virtud de su relación laboral tienen el deber de secreto sobre los mismos, lo que se debe concretar en un documento específico. Además, el responsable y el encargado del tratamiento de esos datos de carácter personal están obligados a adoptar las medidas de seguridad técnicas y organizativas que garanticen la seguridad de los datos, evitando su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado.

En España, la Agencia Española de Protección de Datos, es la autoridad encargada de velar por el cumplimiento de la normativa en esta materia. Además la legislación vigente prevé importantes sanciones derivadas del incumplimiento de la LOPD y demás norma en esta materia.

En Ayuda Letrada somos conscientes de la importancia de cumplir con la legislación en materia de protección de datos, por lo que ponemos a su disposición un paquete específico para dar solución a esta necesidad de regulación en su empresa. Aquí puede obtener más información, recuerde que estamos para ayudarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *