LA IMPORTANCIA DE INSCRIBIR EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD

Es muy habitual que la compraventa de cualquier tipo de inmueble o finca, ya se trate de urbanos o rústicos, se realice en un documento privado, con la intención de elevar posteriormente este contrato a documento público y que produzca plenos efectos jurídicos.

Ante esta situación se debe tener en cuenta que en estos casos, ante la elevación a público de un contrato privado, se deberá  aportar el contrato original, pues este se ha de incorporar a la escritura matriz quedando en los protocolos de la notaría.

La ley considera al documento privado como una opción perfectamente válida para formalizar un negocio jurídico, lo que significa que si se firma este documento, se estará obligado legalmente a cumplirlo y se deberá cumplir con las cláusulas estipuladas en el mismo.

Para elevar el contrato privado a público, las partes (en el caso de compraventa el comprador y el vendedor) deberán acudir a la notaría elegida. Cuando en la firma participa una promotora asistirá el representante legal de esta, por lo que deberá aportar el correspondiente apoderamiento válido; en el caso de particulares comparecerán estos en su propio nombre y derecho, aunque también existen excepciones por las que podría firmar un tercero en nombre de estos.

Insistimos que, aunque el documento privado es plenamente válido, no es suficiente para inscribirlo en el Registro de la Propiedad. Por ello es esencial tener un documento de efectos superiores. Ese documento es la Escritura Pública notarial que accede al Registro de la Propiedad y que es garante de nuestra legítima propiedad frente a terceras personas.

En Ayuda Letrada aconsejamos la inscripción en el Registro de la Propiedad y le podemos asesorar en la problemática que conlleva este asunto y aclarar todo tipo de dudas. Contamos con un Departamento especializado en esta materia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *