LA ENAJENACIÓN DE UN BIEN DE PERSONA INCAPAZ

enajenacion bienes incapaz Ayuda Letrada

Es muy común que en nuestro entorno más cercano haya alguien al que le ha sido modificada la capacidad judicialmente y esto, aparte de otras muchas cosas, supone que para cierto tipo de negocios jurídicos se necesita seguir un procedimiento judicial, sin valer solamente la representación otorgada al tutor.

Esto es así para salvaguardar con mayor intensidad los intereses de la persona incapacitada a la que en su día se le retiro la potestad de administrar sus bienes. Por ello, como decimos, al tutor no se le otorga poder para diversos actos que son de alta relevancia.

Por ejemplo, la ley nos habla claramente del caso que hoy traemos aquí, que es el de la enajenación (venta) de bienes del incapacitado. Pasa con frecuencia que la persona incapacitada tiene, por ejemplo, un bien inmueble en común con su cónyuge o familiares. Pues bien, para poder vender ese bien es necesario seguir un procedimiento de solicitud de autorización de enajenación de bienes contemplado en la ley de jurisdicción voluntaria. Este procedimiento es algo rudo si tenemos en cuenta que para la autorización de venta de bienes superiores a 6.000 euros es necesario designar abogado y procurador. De ser menor a 6.000 euros esto último no será necesario bastando la simple presentación de una solicitud de autorización por parte del tutor.

No obstante, si volvemos al primer caso, además de la designación de abogado y procurador, la cosa se complica un poco más si queremos enajenar el bien en la modalidad de venta directa, esto es, que no sea objeto ni de subasta ni puesto en manos de un organismo oficial sino que podamos vender el bien a un tercero por la vía normal. En este caso, es necesario además un dictamen pericial que contenga el valor de mercado del bien para asegurar, una vez más, que no se intenta perjudicar al incapacitado.

Si te encuentras en esta situación en Ayuda Letrada contamos con expertos que pueden asesorarte y, llegado el caso, tramitar la solicitud de autorización correspondiente para poder enajenar el bien.

Porque recuerda, en Ayuda Letrada estamos para ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *