EL APLAZAMIENTO DE LA DEUDA TRIBUTARIA PARA PYMES Y AUTÓNOMOS

Conforme a las últimas reformas legislativas en materia de pago de impuestos, la Hacienda Pública facilitará a las pymes y autónomos la posibilidad de demorar el pago de impuestos, tramitando la solicitud de aplazamiento que corresponda.

Hasta esta reforma los obligados tributarios que solicitaban el aplazamiento  de los impuestos “y de las deudas tributarias” debían presentar un aval, fianza o cualquier otra garantía que en derecho procediese hasta los 18.000 euros.

En breve se pondrá en marcha la correspondiente normativa a través de la cual se elevará el límite de 18.000 euros hasta los 30.000 euros, siendo las Pymes y autónomos los grandes beneficiarios de esta medida  ya que son los que más  solicitan aplazamiento debido a la crisis. Por lo tanto, a partir de ahora hasta 30.000 euros ya no habrá que presentar el dichoso aval. Además los contribuyentes podrán seguir acordando (siempre leyendo la letra pequeña) con la Hacienda Pública el aplazamiento de sus deudas, que no fraccionar, a cambio de abonar un interés de demora fijado por la administración.

¿Esta medida afecta a todos los impuestos? La respuesta es negativa, pues las empresas, por ejemplo, no pueden aplazar las retenciones del IRPF de sus empleados. La reforma afecta al IVA y Sociedades. Los ciudadanos, sin embargo, sí pueden aplazar el pago del IRPF. No obstante habrá que ver cómo actúan las comunidades autónomas en lo que respecta a los impuestos bajo su gestión.

Desde Ayuda Letrada nos ofrecemos a prestar todo tipo de asesoramiento en este sentido y a tramitar las solicitudes de aplazamiento de la deuda tributaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *