CONSECUENCIAS DE PIRATEAR LA TELEVISIÓN DE PAGO

Cada cierto tiempo conocemos por los medios de comunicación la detención de personas en relación al pirateo de canales de televisión de pago. Normalmente se trata de personas o bandas organizadas dedicadas a vender decodificadores para tener acceso a plataformas televisivas, principalmente relacionadas con el fútbol.

Normalmente por un pago inicial y una cuota mensual estas personas ofrecen el acceso a todos los canales de la plataforma, un negocio muy rentable a la vista de los datos que facilita la Policía tras cada una de las operaciones que periódicamente desarrolla para evitar estas acciones. Pero contratar estos servicios puede acarrear graves consecuencias.

Y es que la Ley prevé penas de prisión entre 6 meses y 4 años y multa de 12 a 24 meses, por el delito contra la propiedad intelectual y con pena de multa de 3 a 12 meses por defraudación en las telecomunicaciones a quien comercializara estos “servicios”, pero también se prevén sanciones para quien hace uso del servicio pirateado, consistentes en multa de 3 a 12 meses, igualmente por defraudación en las telecomunicaciones.

Es decir, el que tiene en su casa un terminal para el pirateo de la señal de televisión también podría estar cometiendo un delito y, por lo tanto, podría ser castigado por la Justicia.

Desde Ayuda Letrada os recomendamos que no hagáis uso de estos sistemas y ante cualquier duda contactéis con uno de nuestros Abogados expertos, que os podrán resolver cualquier cuestión relacionada con lo expuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *