COMENTARIOS A LA NUEVA LEY DE SEGURIDAD CIUDADANA

El pasado 1 de julio entró en vigor la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de Marzo, de Protección de la Seguridad Ciudadana, conocida como ‘Ley mordaza’, que contempla 44 conductas o comportamientos ciudadanos que pueden ser motivo de sanción y multas que oscilan entre los 100 y los 600.000 €.

Detalladamente se contemplan las facultades de las autoridades y de los agentes de la autoridad, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para dictar órdenes e instrucciones, para la entrada y registro de domicilios, requerir la identificación de personas, realizar comprobaciones y registros en lugares públicos, establecer restricciones al tránsito y controles en la vía pública, así como otras medidas extraordinarias que se podrán tomar en casos de emergencia y que son imprescindibles para la seguridad ciudadana. Entre otras, el desalojo de locales y establecimientos, la prohibición de paso o la evacuación de inmuebles.

También se regulan las medidas que deberán adoptar las autoridades para proteger la celebración de reuniones y manifestaciones, así como para restablecer la normalidad de su desarrollo en casos de alteración del orden público cuando exista riesgo para la seguridad ciudadana.

A modo de ejemplo os exponemos esta tabla de conductas sancionables con el importe de las multas:

1º.- Se tipifican 4 faltas muy graves, fabricar, almacenar o usar armas o explosivos incumpliendo la legislación vigente. Celebración de actos públicos vulnerando la prohibición ordenada. Se castigan con multa de entre 30.000 y 600.000 €.

2º.- 23 faltas graves, con multas que oscilan entre los 601 y los 30.000 € y que lo serán para conductas como la perturbación de la seguridad ciudadana en actos públicos, la desobediencia o la resistencia a la autoridad así como la negativa a identificarse o solicitar servicios sexuales en zonas de tránsito público.

3º.- Y 17 faltas leves que tendrán una multa de entre 100 y 600 €, y que son comportamientos como la celebración de manifestaciones sin comunicar a la autoridad competente, no tener la documentación personal legalmente exigida o no denunciar su robo o su pérdida. También consumir bebidas alcohólicas en lugares públicos y cuando se perturbe gravemente la tranquilidad ciudadana.

Como se puede comprobar, el abanico de conductas que pueden ser sancionadas con multa es amplio, por lo que se debe tener cuidado para evitar la sanción. Desde Ayuda Letrada te asesoraremos e informaremos de esta nueva ley y, sobre todo, de las posibilidades de recurso o reclamación que puedan existir para anular una posible sanción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *