COCHE EN EL TALLER. EVITA PROBLEMAS.

taller mecanico consejos

Con cierta regularidad recibimos consultas de nuestros clientes, aquí puedes hacernos la tuya, en relación a sus derechos como consumidores en en un taller mecánico. Desde Ayuda Letrada, en nuestro afán por echar una mano en todas aquellas cuestiones jurídicas que afectan a nuestra vida diaria, os dejamos una serie de consejos para evitar problemas en el taller.

Se ha de elegir el taller adecuado a la revisión o reparación que queremos realizar, para ello deberemos identificar la placa que debe estar expuesta (normalmente en el exterior), en la que aparece su número de registro como taller y sus especialidades.

Otra cuestión a conocer antes de dejar el coche es conocer el horario del taller, el precio de la mano de obra y el de los servicios que prestan, si cuentan con vehículo de sustitución, lo que cobran por depósito del coche en el taller una vez reparado… Y lógicamente, solicitar un presupuesto de la reparación a realizar, documento en el que se ha de detallar lo que se va a realizar, el coste de las piezas (y marca de las mismas) y de la mano de obra. Además es importante saber si el taller va a cobrar en el caso de que no se acepte el presupuesto, pues tienen derecho a cobrar la mano de obra empleada en determinar la avería.

Una vez aceptado el coche y depositado en el taller, este nos deberá entregar un resguardo de depósito, en el que se deberán reflejar los kilómetros del vehículo y los “rozones”, golpes y demás desperfectos del vehículo. Este resguardo sería de gran utilidad en caso, por ejemplo, de robo del coche mientras está en el taller. Si tras iniciarse la reparación el coste de la misma (o el tiempo) va a variar de lo recogido en el presupuesto nos lo deben comunicar.

Cuando nos entreguen el vehículo se ha de revisar el mismo, por ejemplo que no tenga ningún golpe nuevo. Además se debe saber que las reparaciones tienen garantía, al igual que las piezas utilizadas. Y a la hora de pagar se ha de exigir factura en la que se detalle  la reparación realizada, piezas utilizadas, horas de trabajo, así como figurar los derechos de garantía.

Siguiendo estos consejos minimizaremos los “riesgos” en el taller y si tienes cualquier problema reclama en la defensa de tus derechos. Ayuda Letrada, como siempre, se pone a tu disposición para aclararte cualquier duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *